fototot

Emigrar y dejar a tu mascota: te contamos lo que debes hacer

Emigrar, es un tema que se escucha a diario en nuestro entorno. Todos hemos tenido la dura tarea de decir adiós a amigos y familiares, y eso nos rompe el corazón de a poco pero a su vez nos fortalece, ¿no? 

Antes de comenzar a leer este artículo, queremos que sepas que si eres de aquellos que sinceramente no puede llevarse a su mascota de una manera u otra, no te vamos a juzgar. 

Pero queremos que esto también quede lo suficientemente claro: al tener a un miembro en tu familia de cuatro patas, tienes una enorme responsabilidad que no acabará hasta el resto de sus días. Por esta razón es que pondremos a tu disposición estas ideas para que vayas organizando de la mejor manera posible esta etapa de tu vida, al menos en cuanto a tu mascota se refiere. 🙂 

giphy (5) 

TRATA DE HACER LO POSIBLE PARA QUE TU MASCOTA PUEDA EMIGRAR CONTIGO.

Próximamente estaremos dedicándole un post completo a este tema, pues creemos firmemente que es posible que tú y tu mascota puedan vivir felices para siempre en donde quiera que te encuentres. Y sí, es bastante tedioso en cuanto a papeleo. No, no es tan económico como al viajar tu solo.  Pero sí, también existen organizaciones que se encargan de realizar todo esto por ti, tu solo tienes que pagar para que le arreglen todo a tu peludit@ con cierto tiempo de anticipación,  -pero no está de más que vayas averiguando así no lo tengas muy claro todavía- GO FOR IT! 🙂

SI LA PRIMERA OPCIÓN NO ES REALMENTE POSIBLE, (AL MENOS POR AHORA), OPTA POR QUE TU MASCOTA SE QUEDE EN FAMILIA. 

Vamos, que sí hay chance de que esto suceda. Quizás no puedas llevarte a tu mascota por ahora, pero esto no implica que dejes de luchar hasta el final para que alguien en quién confíes plenamente y sea del agrado de tu mascota tenga las posibilidades de cuidarlo en tu ausencia. No está fácil, pero puedes comprometerte a mantenerlo a distancia, por ejemplo, para que no resulte una preocupación más de aquella alma caritativa que se encargue de cuidar a tu pedacito de cielo. 

…Y SI NINGUNA DE LAS ANTERIORES ES POSIBLE PARA TI, ORGANÍZATE Y ENCÁRGATE DE CONSEGUIR UNA NUEVA FAMILIA QUE SEA TODO LO QUE PUEDAS DESEAR PARA TU MASCOTA. 

La verdad es que esta es la opción más difícil y menos recomendable, pero podemos resumirlo del siguiente modo: 

Unos seis meses antes de tu viaje (incluso más), ponte en contacto con amigos y fundaciones, que puedan difundir a tu mascota para que nuevas familias se interesen en ellas. Todo esto será como una especie de casting doloroso  pero es necesario que realices este proceso con antelación, pues la adaptación de tu mascota es primordial para su salud y bienestar. Debes sentirte en confianza con la nueva familia que lo acogerá, e ir practicando cómo será tu ausencia al dejar a tu mascota uno que otro fin de semana en su nuevo entorno, en pro de hacer de este proceso lo menos traumático  posible para ambas partes. 

Recuerda que indiferentemente, siempre podrás mantener el contacto con tu mascota si así lo planificas con la nueva familia, por eso es un proceso de suma delicadeza que requiere confianza y constancia. Aunque realmente esperamos a que no tengas que llegar a esta tercera opción. :’) 

 

Share on Facebook1Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Comments

comments

@Expoofens

Hilarante, espontánea, versátil y extrovertida. Pienso que la vida es muy corta como para tener un cabello aburrido, también me río cuando tengo miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*